Usted es el visitante Nº 1439439
La empresa
A principios del siglo pasado, don Andrés Cibert vino a la Argentina desde Francia, invitado por su cuñado Paul Crocsel que lo había hecho unos años antes...

Luego de un tiempo dedicados al comercio de productos varios, en el año 1909 se instalaron en Buenos Aires, y formalizaron una compañía entre ambos bajo el nombre de Crocsel & Cibert, dedicada a la importación de materias primas y productos franceses en general (paté de foi, vinos, perfumes, etc.).

La compañía creció mucho, debido a los años de bonanza de la Argentina de entonces, y se fue especializando en las materias primas para la alimentación que no existían en el país, especialmente cafés, tés, cacaos, y frutas secas, ya sea de los países vecinos como también de otros lejanos como Ceylan, China, Malasia, Centro América y Africa. Hacia fines de la década del ´30, el Sr. Crocsel se retiró a Francia a vivir de sus rentas, y poco tiempo después vendió su parte al Sr. Cibert.

A principio de los años ´50 la compañía declinó debido a las complicaciones para importar productos y, harto de la situación política imperante, Don Andrés Cibert decidió retirarse de los negocios. Estos fueron separados en dos grupos: las representaciones de empresas del exterior quedaron en manos de sus hijos Juan y Emilio, y la compañía importadora en manos de sus ex empleados. Los negocios no fueron muy bien para sus viejos empleados y a los pocos años el Sr. Cibert tomó nuevamente el control, ya que su vieja compañía necesitaba capital con urgencia para salir del atolladero. Mientras tanto, Don Andrés Cibert había comprado una finca en Mendoza para dedicarse al cultivo de vides finas, con destino a la producción de vinos.

Hacia fines de la década del ´60 comienzan, a medida que su edad lo permite, a incorporarse sus nietos. Precisamente en 1970 lo hace Juan Alejandro, hijo de Juan Cibert.

Años más tarde, a fines de la década del ´80, ya fallecido Don Andrés, y debido a la coexistencia de dos generaciones (varios hijos y nietos) en la actividad, los miembros de la familia Cibert decidieron separar sus negocios... y así es como bajo la iniciativa de su nieto, Juan Alejandro Cibert, en 1990 nace JUAN A. CIBERT S.A., para seguir la tradición de su familia en esta actividad, que lleva ya casi un siglo.

Ahora la empresa se dedica específicamente a las materias primas, ya sea como importador, exportador ó broker. Aplicando la más alta tecnología en ventas, servicio y logística nos destacamos como una de las empresas más eficientes y mejor posicionadas en el mercado. Cacaos, café, hierbas, extractos, especias, frutos secos, etc., son algunos de los rubros que, destinados en su mayoría para industrias de la alimentación (aunque no exclusivamente) actualmente comerciamos.


La Dirección Comercial.
Andrés Juan Cibert
Gastón Juan Cibert
Juan A. Cibert